Búsqueda rápida





Todos los apartamentos de Barcelona

Conducir y aparcar

Si quieres conducir en Barcelona, lo mejor es que te aprendas las normas antes de aparcar, para que después no se te suban los colores a la cabeza.

La línea amarilla significa que está prohibido aparcar, la línea azul y la verde te indican que debes poner un ticket (dependiendo de la zona, a veces es gratuito durante la noche). Infórmate sobre el plan B:SM, con la tarjeta P-8 tienes parking para rato en el centro de la ciudad.

Hay aparcamientos por toda Barcelona, pero a veces es complicado encontrar un sitio libre, por eso el transporte público es la mejor opción.

Si definitivamente quieres moverte en coche y no quieres hacerte un lío, ve a lo seguro y busca un parking privado, o consulta esta guía de parkings, para que no te quedes en blanco al momento de aparcar.