Búsqueda rápida





Todos los apartamentos de Barcelona

Taxi

Los taxis en Barcelona se visten de negro y amarillo. Si quieres coger uno, asegúrate de que la luz verde esté encendida, luego levantas el brazo y ¡adentro!

Cuando llegues a tu destino y veas el taxímetro, no te asustes si los cálculos te fallan. A veces hay que pagar suplementos por el trasporte al aeropuerto, el equipaje o el servicio nocturno, pero lo bueno es que siempre recibes un extra: las vistas de la ciudad.