Búsqueda rápida





Todos los apartamentos de Estambul

Taxi

Realmente no hay mucha diferencia entre la palabra taxi y taksi. Lo que sí varía bastante, es todo lo que debes tener en mente antes, durante y después de utilizarlo.

Los vas a reconocer porque son amarillos, siempre están disponibles y son relativamente económicos. Lo ideal es que los llames desde un lugar como un restaurante, pero si estás en la calle simplemente levanta el brazo y ¡que empiece lo bueno! Cuando estés dentro, asegúrate que el taxista encienda el taxímetro. Cuando lo haga, fíjate en la palabra que aparece. Si dice “gündüz” es porque está activada la tarifa de día, y si dice “gece” está activada la tarifa nocturna. Así no se pasarán de listos cuando tengas que pagarles. Y por último vigila el cambio. Para evitar entregártelo, a veces dicen que no tienen monedas pequeñas, pero tú espera a que ellos lo resuelvan o págales en €; también se puede. Cuando hayas tomado unos cuantos taksis, ya serás todo un experto.