Búsqueda rápida





Todos los apartamentos de Lisboa

Conducir y aparcar

Si tienes ganas de conducir, en Lisboa se te quitarán. Sus calles son empinadas y estrechas, y la mayoría tiene los rieles del tranvía o son peatonales. Encontrar un parking será una suerte, por eso la mejor opción para moverte por la ciudad es el transporte público.

Si de todas formas quieres conducir, tendrás que buscar una zona azul con parquímetro. Estas zonas están habilitadas de lunes a viernes desde las 8h hasta las 20h, y los sábados hasta las 18h.

Las zonas amarillas y rojas indican que está prohibido aparcar. En esta guía de parkings puedes encontrar un sitio y evitarte una multa o un buen susto, ya que se pueden llevar tu coche. ¡Buena suerte!