Búsqueda rápida





Todos los apartamentos de Roma

Taxi

Los taxis en Roma son blancos y tienen una luz en el techo. Si está iluminada, están disponibles. Se paran por la calle, y también en las principales estaciones de transporte.

Las tarifas son muy caras, sólo te sale a cuenta si vas en grupo y dividís costes. Procura llevar suelto porque normalmente no dan cambio. ¡Quién avisa no es traidor!

Los taxistas son famosos por timar a los turistas. Asegúrate de que el taxi tiene licencia y taxímetro. Puede haber tasas extra según la zona, equipaje y el día. Antes de montarte, comprueba por adelantado cuánto debería costar el viaje. ¡Que no te tomen el pelo!