Búsqueda rápida





Todos los apartamentos de Sevilla

Taxi

Para moverse por Sevilla, coger un taxi es tontería. Las calles son estrechas y suele haber congestión de tráfico, así que mejor ahórrate el caos. En cambio por la noche o para trayectos largos sí que te resultará muy práctico. Llevan un taxímetro en su interior que te ayuda a calcular el precio del viaje. Le tienes que añadir un suplemento por algunos extras como usar el maletero, los trayectos nocturnos o las rutas al aeropuerto. Tenlo en cuenta si no te quieres llevar sorpresas en el precio final ¡Los taxistas sevillanos no conocen el arte del regateo! Puedes acceder a ellos de varias formas: En el aeropuerto, en las estaciones principales, parándolos por la calle, por teléfono o vía web. ¡Quien no encuentra un taxi en Sevilla es porque no quiere!