Búsqueda rápida





Todos los apartamentos en Viena

**MISSING**

**MISSING**

En 1683, el imperio turco asediaba Viena. Los turcos internaron varias veces entrar a la ciudad sin suerte. Finalmente decidieron escavar un túnel bajo tierra. Los panaderos de la época, quienes trabajaban en los sótanos escucharon los ruidos y alertaron a los soldados.

Los panaderos recibieron honores por ello y para celebrarlo hornearon pan en forma de luna creciente, símbolo del imperio Otomano.

Cien años más tarde, Maria Antonieta (princesa austríaca que se casó con Luís XVI) introdujo el croissant a los franceses, quien lo renombraron “croissant”.

Tanto si crees la historia o no, debes tomar un café y un croissant en una de las típicas cafeterías vienesas.